Análisis de los nuevos contadores telegestionados

Este post es el primero de una serie en la cual analizaré en detalle los nuevos contadores que Endesa está sustituyendo. Para los menos informados en la materia, según el IET/290/2012, que sustituye al ITC/3860/2007 todos los contadores eléctricos asociados a contratos de potencia inferior a 15KW deberán ser sustituidos paulatinamente finalizando el plazo el 31 de diciembre de 2018.

En un principio, este cambio no debería suponer ninguna diferencia con respecto a los contadores electromecánicos no obstante me resulta algo chocante y a la par sospechoso que Endesa esté haciendo tan importantes campañas publicitarias para informar a los usuarios de las numerosas ventajas de este tipo de contadores. Otras comercializadoras se limitan simplemente a informar de forma a sus clientes de la nueva legislación y del cambio. Resulta que Endesa tiene importantes intereses económicos derivados de la sustitución de contadores.

Antes de entrar en detalle veamos en líneas generales en que consiste la nueva legislación:

  • Sustitución de todos los equipos de medida de potencia <= 15KW
  • Deberán incorporar telegestión
  • Deberán permitir la medida activa y reactiva
  • Deberán permitir la discriminación horaria

El punto más significativo es la incorporación de sistemas de telegestión, esto es, que el contador pueda transmitir y recibir datos de la empresa distribuidora. Entre esos datos se encontrarán obviamente las lecturas, pero también detalles sobre el consumo en diferentes franjas horarias, distintos tipos de medida, e incluso el control de la potencia, la desconexión del contador o datos relativos a la manipulación, funcionamiento y calibración del mismo.

En las intensas campañas de publicidad, Endesa intenta vendernos que todas estas medidas supondrán una mejora para el usuario final. Pero ¿realmente es así?

A la mayoría de usuarios finales poco les importará que los contadores estén telegestionados, pues quien debe encargarse de la gestión del contador es la empresa distribuidora. Esto es, me es indiferente que la distribuidora mande una persona a leer los contadores o lo haga remotamente, siempre que sea la propia empresa distribuidora quien se encargue y por tanto quien asuma el coste. No obstante, si que debería preocuparnos que la compañía distribuidora disponga de los datos de consumo de nuestra vivienda en cada minuto. En sí, los datos en particular de una vivienda pueden no aportar más información que la que por si aportan. No obstante el conjunto de datos de toda una ciudad, población o incluso país, datos de los que el usuario final no dispondrá, le permite a las compañías elaborar complejos modelos matemáticos que anticipan y preveen el comportamiento de la red eléctrica. Dichos modelos se utilizarán para ajustar la generación en cada momento, evitar los conocidos “picos”, y ahorrar costes redundando en un mayor beneficio. Por no hablar del potencial uso de todos los datos de consumo individual de las viviendas, permitirán detectar por ejemplo alquileres no declarados o fraudes en el consumo eléctrico.

A la vista está de que todo son ventajas para las eléctricas. Y para colmo, quien deberá asumir el coste de estos contadores será el usuario final. En un principio la sustitución de los mismos es gratuita, cada mes se cobrará en concepto de alquiler 0.81 € para contadores monofásicos. Si bien la cantidad parece minúscula, en pocos años se amortiza el coste del contador y se empieza a pagar de más. Por eso mi recomendación personal es que adquiráis el contador en propiedad.

Por otro lado, la mayoría de distribuidoras permiten la instalación de cualquier contador telegestionable, siempre que se adhiera a las especificaciones publicadas, Endesa solo permite la instalación de contadores fabricados por su principal accionista, Enel, hecho que incurre en monopolio, pues pueden fijar el precio arbitrariamente.

Este es el contador que endesa obliga a instalar. Es el modelo CERM1 fabricado por ENEL.

Este es el contador que Endesa obliga a instalar. Es el modelo CERM1 fabricado por ENEL.

El contador no lo fabrica directamente Enel, sino que lo hace SAGEMCOM. Afortunadamente he podido conseguir una remesa de contadores. Fueron fabricados en el año 2011 y ensamblados en Tunisia, pese a que la mayoría de componentes provienen de otros paises.

En las siguientes entradas, analizaremos por completo el contador.